(Mateo, 12:34 y 35).

“De la abundancia del corazón, habla la boca. El hombre bueno dice cosas buenas porque el bien está en él, y el hombre malo dice cosas malas porque el mal está en él.” (Mateo, 12:34 y 35).

Nenhum comentário:

Postar um comentário